THE GLAM DAY

MANCHAS SOLARES, POR LAURA BEY

prevenir-manchas-solares

Hoy tenemos el placer de acercaros un artículo firmado por Laura Bey, instagrammer de renombre en el mundo de la cosmetología. Lo ha creado especialmente para lxs seguidorxs de The Glam Day. Seguro que encontrareis información muy interesante 😉


Cuando hablamos de la piel hay una característica en particular que nos preocupa a todos, y estas son las manchas. Existen muchos tipos de manchas y casuísticas, desde las maculas, que se definen como un salto de color en la piel causado por una alteración del pigmento (riego sanguíneo o salida de sangre sin cambio textural) hasta los lentigos solares, que son hiperpigmentaciones en la piel asociada al envejecimiento y a la exposición continuada de la radiación ultravioleta.

La genética es capaz de determinar muchos factores que se expresan en nuestro fenotipo, como el color de la piel, y será también esta la que determine la probabilidad estadística de desarrollar un tipo de mancha u otra. Esto, sumado a ciertos factores externos, tendremos todas las papeletas compradas para que se desarrollen ciertos tipos de manchas.

Dependiendo del tipo de mancha que tengamos y su estadio, esta tendrá un tipo de tratamiento u otro. Y es que no todas las manchas son iguales ni tienen el mismo origen. Por ejemplo, las manchas postinflamatorias, que aparecen después de una lesión abierta, suelen prescindir de tratamiento, despigmentándose de manera progresiva a lo largo del tiempo, de forma que no requiere ningún tipo de mediación específica. Sin embargo, hay otros tipos de manchas que no tienen cura conocida como el vitíligo. Así que lo más importante a la hora de elegir un buen tratamiento antimanchas es conocer el origen de las mismas.

Nosotrxs nos centraremos en las manchas solares, una de las más difíciles de tratar y que requiere mucho tiempo y paciencia.
La causa principal de las manchas solares es la radiación solar. Son un conjunto de radiaciones electromagnéticas de emisión solar. La radiación solar se distribuye desde el infrarrojo hasta el ultravioleta, pero no todas afectan ni llegan a nosotrxs de la misma manera, puesto que las ondas ultravioletas más cortas como UVC son absorbidas por la atmósfera. En vista de ello, esta constituye uno de los filtros más importantes, basadas en el ozono y el oxígeno, por eso dependiendo de la inclinación de la tierra y de la distancia de la misma con respecto al sol la radiación que nos llega será más incidente o disipada, por lo que no es lo mismo estar en Australia que en la Antártida, los efectos eritematogenos serán absolutamente distintos si estamos al sur de España o al norte de Inglaterra.

Las radiaciones que más nos afectan, y que la atmósfera no puede filtrar, son: UVA, UVB, IR y VIS. Por ello, es imprescindible usar un bloqueador o protector solar directamente sobre nuestra piel que evite que esta radiación penetre y llegue a producir modificaciones en nuestras células.

Un protector solar es un cosmético (EU) que disminuye los efectos causados por la radiación solar, aunque hay que tener en cuenta que ninguno ofrece una protección absoluta al 100%. También existen otros métodos de protección solar como sombreros, ropa, sombrillas e incluso protección oral que ayudan a prevenir lesiones tanto en ojos como en piel.

La protección solar debe de ser nuestro primer aliado a la hora de prevenir las manchas solares, sobre todo eligiendo uno que no solo proteja contra el UVB sino también contra el UVA y que contenga antioxidantes para la estabilización de la fórmula y aumentar su eficacia contra los IR.

Los antioxidantes, tanto en tratamientos como en solares, son muy importantes, entre ellos destacan el ácido ascórbico (vitamina C), alfa-tocoferol (vitamina E), ya que refuerzan la protección de la piel participando en la inhibición de la síntesis de la melanina.

Existen dos clases de filtros: los orgánicos y los inorgánicos. Ambos trabajan siendo excitados por la radiación electromagnética, de manera que absorben dicha frecuencia impidiendo que la radiación penetre en nuestra piel. En función de la naturaleza del compuesto “bloqueador” también pueden reflejar la luz, de manera que actualmente tenemos productos muy eficaces en el mercado, con cosmeticidad excelente.

Ahora bien, una vez que la mancha está ahí, ¿qué hacemos? Es muy importante seguir usando protección solar durante todo el año, y es que una mancha siempre puede ir a peor, por lo que la prevención es nuestra arma más importante. Después tenemos también infinidades de tratamientos médico estéticos que pueden ayudarnos a deshacernos de estas manchas, desde láseres, peelings químicos, pomadas medicamentosas, etc. Pero nuestro foco será la cosmética, ya que este sector también posee una infinidad de opciones para tratar las manchas, sea de la naturaleza que sea, teniendo en cuenta que debido a ello podremos llegar a disminuirlas o incluso a deshacernos de ellas. Como ya hemos comentado, es muy importante saber la naturaleza de las mismas para poder determinar si podrá llegar a eliminarse con cosmética o si necesitaremos un tratamiento algo más invasivo. Para ello, lo más recomendable es acudir a un dermatólogo que nos indique.

Cualquier tratamiento cosmético que tenga un foco en manchas debe basarse en la inhibición de la síntesis de melanina, cuyo responsable principal es la enzima tirosinasa.

Dentro de estos tratamientos podemos buscar la niacinamida, ácido azelaico, ácido kojico, resveratrol, vitamina C, retinol. La mayoría de ellos no solo actúan directamente en la síntesis del pigmento, también pueden abarcar el proceso de migración del pigmento o incluso en la aceleración de la renovación celular, pudiendo descamar la piel antes de lo previsto de manera que tu piel se verá más lisa y uniforme. Esto sobre todo se consigue gracias a los AHA o BHA como ácido glicólico o salicílico.

Estos activos son interesantes para usarlos de manera única o combinada dependiendo de su función y efectividad, siendo importante también la concentración en la que se encuentran y el tipo de medio que los contiene, ya que no todos los cosméticos son iguales.


-by Laura Bey-

  1. octubre 11, 2019 - Responder

    Muy interesante artículo, sobre las manchas y la protección solar, debemos de protegernos más amenudo ya que el daño solar es el causante de muchos problemas de piel